PROCESOS DE PRODUCCIÓN

Campo

El Campo se adecua para hacer más eficiente el riego, mejorar la siembra, el drenaje, las labores mecanizadas y facilitar la cosecha. Por esto el proceso de campo comienza con la realización de los planos topográficos que sirven de base para realizar el diseño de la adecuación de los terrenos.

La adecuación de las tierras para el cultivo comprende los trabajos de nivelación y construcción de obras que se realizan principalmente para facilitar el movimiento de agua por la superficie de los terrenos durante el riego y para evacuar los excesos de agua cuando se presentan. También se construyen las vías necesarias para el transporte desde el campo hasta las vías principales.

Se realiza la preparación de los suelos para proporcionar un ambiente apropiado para la óptima germinación de la semilla y el buen desarrollo del cultivo. En la preparación de los suelos se destruyen las malezas y residuos de cultivos anteriores.

Además se logra aumentar la capacidad de infiltración y retención de agua en los terrenos así como un mejor intercambio de aireación en el suelo. Las labores que se llevan a cabo en la preparación de los suelos son la descepada, subsolado, arada, rastrillada y surcada.

Cultivo

Una vez surcado el suelo se procede a la siembra, que se realiza depositando las semillas. Se procede a taparlas con una delgada capa de tierra, labor que se realiza en forma mecánica o manual, dependiendo de las condiciones del suelo y del clima.

El riego del cultivo, se realiza inmediatamente después de la siembra y se repite con la frecuencia necesaria. Se continúa regando de acuerdo con la programación del balance hídrico, programa que calcula las necesidades de agua de la plantación con base en la capacidad de retención de humedad del suelo, la pérdida por evapotranspiración y el aporte por la lluvia.

Para el riego, se utilizan los ríos aledaños, las aguas subterráneas o pozos profundos que se conducen por canales o tuberías en surcos alternos al cultivo.

Se hacen aplicaciones con fertilizante natural enriquecido con microelementos y microorganismos. Se realizan con base en análisis de suelos y en los resultados de experimentos de campo cuidadosamente planificados y llevados a cabo en suelos con diferentes niveles de fertilidad.

Para el control de malezas se utilizan herbicidas en cantidades razonables aplicados principalmente en época de invierno. La labor de subsuelo en socas, tiene como propósito descompactar el suelo por medio de un tractor de alta potencia y un implemento de dos barras curvas que trabaja en dos entresurcos simultáneamente.

Se hace el aporque, actividad en remover la tierra de los entresurcos para levantar el surco con el propósito de defender el cultivo de la humedad del invierno, encauzar el agua de riego en el verano y evitar que la maquinaria pise la plantación.

Cosecha

La cosecha del cultivo comprende las labores de corte, alce y transporte que se realizan bajo el marco de la legislación ambiental con el menor impacto posible a las comunidades.

El corte se realiza con personal competente, bajo las normas de seguridad y salud ocupacional. Para el corte mecánico se cuenta con máquinas cosechadoras que cortan el cultivo y son depositados directamente en los camiones de transporte.

El alce del cultivo es organizado en el campo, se realiza con máquinas alzadoras que las depositan en los camiones. El transporte del cultivo se hace por vía interna y por vías nacionales, movilizados por tractomulas desde el campo hasta la planta de producción.

Fertilizante Natural

El fertilizante natural o compostaje tiene residuos de la cosecha. El abono compostado es un proceso industrial con los residuos generados en la producción y los transforma en un producto estable, higienizado aplicable en la agricultura como abono natural o como mejorador del suelo.